Archivo de la categoría: Fechas importantes

De como nuestro hijo nació el 11 de Septiembre

Hoy Santiago nuestro hijo está cumpliendo 10 años. Nació el 11 de Septiembre de 2001 y todos sabemos los trágicos eventos que tuvieron lugar en esa funesta fecha.

Santiago tiene 10 años

Un momentico. ¿Esa funesta fecha? ¿Esa trágica fecha? ¿Ese día de horror y dolor? Estas son la palabra que la gente normalmente asocia con el día en que uno de mis hijos nació y es por eso que aquí no venimos hoy a hablar de los ataques terroristas de hace una década, ni de las torres gemelas ni de Osama Bin Laden. No. Hoy queremos relatar lo que se sintió saber que eras padre de nuevo y que el infierno se desataba, casi a la misma vez.

Esa mañana, alrededor de las 9, nos encontrábamos desempacando en la habitación de la clínica donde a Patricia le practicarían una cesárea y fue entonces cuando experimentamos la versión moderna del momento JFK que todos nuestros padres y abuelos tuvieron en 1963. Recuerdo claramente tomar el control remoto de la mesita de noche al lado de la cama de Paty y decir:

Prendamos la tele para ver que está pasando en el mundo, hoy cuando nace nuestro segundo hijo.

Al ver las imágenes en  la pantalla dije: “Un momento, esa película no la he visto yo”, a lo que una de mis hermanas que se encontraba allí con nosotros respondió: “¿Es que no sabes lo que está pasando? Dos aviones se han estrellado contra las torres gemelas en Nueva York y uno contra el Pentágono. Están evacuando Washington, DC.”

El resto, como suelen decir, es historia. Paty, mi mamá, mi hermana y yo simplemente veíamos lo que se transmitía en vivo por televisión y con lagrimas en los ojos presenciamos el derrumbe de las torres y luego nos enteramos del avión que cayó en Pensilvania. Fue entonces cuando una sensación de desespero se apoderó de mi y le dije a Paty: “No creo que te puedan hacer esa cesárea hoy.  Si el doctor está viendo estas imágenes va a estar un tanto traumatizado y no te va a poder operar”. Patricia, por su parte estaba completamente concentrada en lo que había venido a hacer y recuerdo como me dijo: “Este chamo nace hoy a como de lugar. ¡Ese doctor más vale que esté listo!”

La Libertad observa desde los lejos

Y así fue. Santy nació un par de horas después, con lo que en ese momento parecía ser el inicio de la Tercera Guerra Mundial. Esa noche me fui solo a casa, con Paty pasando la noche en la clínica obviamente, y Samuel, el otro hijo, quedándose en casa de una tía. Recuerdo llegar a un apartamento extrañamente vacío y solitario y sentirme inmensamente feliz, inmensamente triste e inmensamente culpable a la misma vez. La sensación agridulce que me embargaba me acompañó mientras me quedaba dormido frente al televisor viendo CNN.

Ha pasado toda una década y vivimos ahora en un mundo distinto. Un mundo en el que se confunden los significados de palabras como anthrax, terror, Afganistán, Iraq, Bin Laden, Hussein y Bush. Pero resulta que es el único mundo que Santiago ha llegado a conocer. Así que hoy, después de rezar por las almas de los muertos de hace 10 años y por sus amigos y familiares, pienso celebrar con mi familia el cumpleaños de mi hijo.

Es hora de aferrarnos a los momentos de felicidad, por pocos y espaciados que a veces nos parezcan, y dejar atrás la tristeza y los sentimientos de culpa.

About these ads

Un día especial

Hoy la verdad es que es un día especial, tanto para la iglesia como para nuestra familia.

Por una parte celebramos el día de San Pedro y San Pablo, los dos grandes pilares de la más temprana evangelización.  Por otra, hoy se conmemoran 60 años de la orden sacerdotal de Joseph Ratzinger, nuestro actual Santo Padre, Benedicto XVI. Verdaderamente la iglesia tiene razones para regocijarse el día de hoy.

En lo personal, hoy cumple años mi hermana Milana, quien vive en Londres con con su esposo y sus cuatro hijas (cinco contando la que tienen en el cielo). Ellos también están haciendo el Camino Neocatecumenal y son testimonio viviente de las maravillas que hace el Señor en medio de una familia. Son una iglesia en casa, pues. (Ya he intentado convencer a Milana de que me ayude en la labor de escribir para este humilde blog, pero entre sus ocupaciones como madre y sus serios encontronazos con la tecnología parece que vamos que tener que esperar un poco antes de poder deleitarnos con su prosa). En cualquier caso, ¡feliz cumpleaños, Milaneta!

¡Feliz Cumpleaños, Reinaldo!

Hace unos días una amiga cuya madre tenía poco tiempo de haber fallecido, colocaba en su Facebook un mensaje diciendo que ese día ella estaría cumpliendo años. Inspirado por el Espiritu Santo recuerdo haberle colocado un comentario que más o menos decía así:

Tu mamá tiene ahora una nueva fecha de cumpleaños. Es el día en que se fue al cielo, al lado del Padre. El día en que para ella comenzó la vida verdadera. La vida eterna.

Visto así, resulta que hoy es el primer cumpleaños de Reinaldo, mi hermano, quien fuese llamado por el Señor para que se siente a su derecha y viva a su lado por los siglos de los siglos, un 24 de junio de 2010.

Hasta los niños se acordaron de esto. Ayer saliendo del colegio, Santiago por cuenta propia y sin yo haber mencionado nada, me dijo: “Papá, mañana se cumple un año de la muerte de Akiko, cierto?” (Akiko era el apodo que le daban nuestros hijos a su tío). Le respondí que así era y le expliqué lo del nuevo cumpleaños  que ahora tenía su amado tío. Santy de inmediato llegó a la obvia conclusión: Ahora mi tío tiene dos cumpleaños; uno en la tierra el 12 de Julio y otro en el Cielo el 24 de Junio.

Y eso es todo. Eso es lo único que importa. La certeza de que Reinaldo está mas vivo que nunca. Dejemos que el Señor nos consuele el día de hoy teniendo presente esta verdad y esperemos que en su infinita misericordia el reencuentro con el hijo-hermano-tío-esposo-padre-amigo Rey nos llene de gozo y de paz cuando nos toque hacer las maletas y mudarnos a la casa del Padre.

Descansa hermano. Descansa en paz.

Verdaderamente, ¡Dios provee!

¿Todavía queda gente que a estas alturas aun no crea en la providencia divina? Si es así avisenme que yo les puedo echar el cuento de lo que recientemente ha acontecido en nuestra familia a ver si aun no se convencen.

Hace una semanas comentábamos lo apremiante de nuestra situación al haber vendido el apartamento en el que vivíamos hasta ese entonces sin haber conseguido un lugar donde mudarnos. Todavía estaba en el aire que se aprobara el préstamo que estábamos solicitando para la compra de una nueva vivienda.

Pues bien, anoche nos acostamos a dormir en el apartamento que Dios puso en nuestro camino para que pudiésemos alquilarlo y no conforme con eso, el mismo día nos hizo saber que el préstamo antes mencionado ya ha sido aprobado y pronto estaremos finalizando la compra de esa nueva casa.

¿Ven como Dios no se deja vencer en generosidad? ¿Ven lo que sucede cuando uno pone toda la confianza en el Señor? Increíble, ¿no?

En cierta ocasión escuché a uno de mis catequistas decir que si uno estaba dispuesto seriamente a hacer la voluntad de Dios, Él a la larga terminaría haciendo la voluntad nuestra. Esto pareciese haber ocurrido el día de hoy, y por partida doble.

¡El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres! ¡Bendito sea al Señor!

Hogar, dulce hogar

Galería

Primera Comunión

Esta galería contiene 8 fotos.

¿Se acuerdan de aquella entrada que hablaba del problema de cocinar dos conejos a la misma vez y del peligro de que uno de ellos termine quemándose? Resulta que el Señor ha estado más que esplendido con nosotros y hoy … Sigue leyendo