Archivo de la etiqueta: Camino Neocatecumenal

Convivencia (y el testimonio de un adulto en la fe)

Reconozco que se me ha hecho un poco tarde la hora de publicar esta entrada dominical, pero más vale tarde que nunca y como oficialmente todavía es domingo, aquí va esto.

Hoy la comunidad tuvo su convivencia mensual y sin entrar mucho en detalle por razones obvias, les cuento que tuvimos el testimonio de un hermano al que le acaban de diagnosticar cáncer. Por su forma de hablar del tema y por lo que conozco de él luego de varios años haciendo juntos el Camino, puedo decirles con seguridad que hoy he visto a un cristiano adulto; a un hombre de fe. Ojalá el Señor me regale poder dar las señales de vida eterna que este hermano está dando cuando llegue el momento de la prueba. Porque este ha de llegar, no me quepa la menor duda.

Los dejo con esta foto de nuestro responsable mientras le impartía la bendición a los niños de la comunidad.

About these ads

El Papa Francisco: Una gran esperanza para la Iglesia

El siguiente comunicado de los iniciadores del Camino Neocatecumenal ya está publicado en distintos blogs y sitios web pero no podíamos quedarnos aquí sin unirnos a la alegría que embarga a todos los hermanos alrededor del mundo a raíz de la elección del Papa Francisco como sucesor de Pedro.

Comunicado de prensa – Camino Neocatecumenal

Los iniciadores y responsables del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, Carmen Hernández y el P. Mario Pezzi, quieren expresar su alegría por la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio como nuevo Papa, Su Santidad Francisco, de la Iglesia:

«El nombre que ha elegido como Papa es ya imagen del pontificado que llevará adelante: simplicidad y humildad», ha indicado Kiko Argüello. «Estamos convencidos de que es un Papa providencial para estos tiempos y que llevará el Evangelio de manera incansable a todo el mundo. Con el Camino ha sido siempre muy cercano y a los iniciadores siempre nos ha mostrado su cariño y nos ha expresado su apoyo. En diferentes ocasiones ha presidido celebraciones de las comunidades neocatecumenales de Buenos Aires, como la eucaristía del 40º aniversario, en 2008.

El Papa Francisco va a ser un incansable anunciador del Evangelio. Es sin duda una gran esperanza para la Iglesia, y todos las personas del Camino Neocatecumenal rezamos por él y por su pontificado».

Galería

Peregrinación a Caracas y Guanare en imagenes

Esta galería contiene 14 fotos.

Hace mucho que debimos haber publicado esta entrada, describiendo un poco como nos fue en la peregrinación y compartiendo algunas de las fotos del viaje. Además del trabajo y las demás ocupaciones del día a día, existe otra razón por … Sigue leyendo

Galería

La convivencia en imagenes

Esta galería contiene 11 fotos.

Tal y como era de pensar, y según la entrada anterior, hemos tenido un excelente fin de semana donde el Señor ha querido encontrarse con nosotros en la convivencia que acabamos de concluir el día de hoy. No es mucho … Sigue leyendo

Padre Nuestro

Hace un tiempo publicamos esta entrada donde hablábamos del próximo paso que tendríamos que hacer los hermanos de la primera comunidad de la parroquia La Consolación en este itinerario de crecimiento en la fe que es el Camino Neocatecumenal.

Se trata de la primera parte del Padre Nuestro, la continuación de la iniciación a la oración, paso que hicimos ya hace unos años. Pues bien; esta noche comienza la convivencia que nos pone de cara a esta, la oración del Señor.

Cuando dejaba a los muchachos en el colegio esta mañana pude escuchar como por los parlantes del área de bachillerato, una muchacha decía: “Padre Nuestro que estás en los cielos…con esta frase comienza la oración más importante del cristianismo”. No pude seguir escuchando lo que esta chica parecía estar leyendo  de alguna hoja de papel pero sin duda que fue un regalo de Dios que yo comenzara el día escuchando estas palabras. La verdad es que las casualidades no existen.

Ayer al rezar las laudes le comentaba a Patricia, mi esposa, que uno pasa toda su vida “escupiendo” esta oración sin siquiera detenernos a pensar en las palabras que estamos diciendo.  Como robots programados las decimos en la eucaristía o cada vez que rezamos, con nuestra mente puesta en quien sabe que. Algo me dice que este fin de semana va a marcar el fin de todo eso.

Dios quiera y así sea.