Falta una semana (contando los días y las horas)

Primero que nada, ¡tengan todos un feliz Pentecostés! ¿Como estuvieron sus vigilias? Nosotros hace un instante es que hemos regresado a casa y les puedo decir que tuvimos una estupenda vigilia con todo y el calurón que pasamos gracias al aire acondicionado dañado.

image
Ya pronto Macalla; ya pronto

Por otra parte y tal como María Claudia nos lo recordó varias veces durante el día de hoy:

Hoy es la última eucaristía en que yo no comulgo.

¡Y es que estamos exactamente a una semana de que la Macallita haga su primera comunión!

La pobre no hace sino contar cuanto le falta. Incluso creo que hasta para su confesión tiene ya clarito cuantas horas, minutos y segundos faltan.

Eso es todo por ahora. Ya les estaré publicando por aquí algunas foticos del magno evento de la familia. Recen por nosotros.

Falta una semana (contando los días y las horas)

Arriesgando por el Evangelio (o de la irracionalidad de ser cristiano)

Ayer fue el último domingo de evangelización en las plazas que hacemos las comunidades del Camino Neocatecumenal en todo el mundo durante los domingos de Pascua. Y que cierre nos ha tocado.

¿Recuerdan que les comentaba hace algunas entradas que este año nos había tocado ir a un sector bastante pobre y peligroso? Pues no era exageración mía. Mientras nos reuníamos en el lugar desde donde partía la procesión hacia el sitio donde se daban las catequesis nos enteramos de que en ese sitio se estaba dando una batalla campal, a tiros; entre dos bandas armadas.

¡¿Y allá es donde se supone que tenemos que ir a evangelizar?! – pensaba más de uno. Aquí hay muchas mujeres y niños pequeños. ¿Como ir a meternos en la boca del lobo, justo en medio de una plomazón?

Pues nada. El Espíritu Santo actuó y nos llevó justo hacia allá. El responsable de la comunidad de Los Rastrojos (parroquia con la cual nos tocaba organizar estos encuentros) nos reunió y nos explicó que la balacera ya se había acabado y que aquel que todavía sintiera demasiado miedo de ir hasta allá tenía plena libertad de regresarse a su casa y que no pasaba nada. Por otro lado; aquel que se sintiera animado o impulsado por el Espíritu Santo que se fuera con él a terminar la misión.

Ni uno solo se regresó.

Y he aquí donde viene esto de la irracionalidad de ser cristiano. Ayer ninguno de los que estábamos allí se dejó dominar por el miedo a la muerte. El miedo estaba allí, obviamente; pero no pudo más que el deseo de anunciar la victoria de Nuestro Señor Jesucristo sobre la muerte. Bastante irracional, ¿no les parece? Pero es una irracionalidad asumida con conciencia. El que se mete a cristiano lo hace sabiendo que está escogiendo el camino de los locos, de los que no miden consecuencias, de los que son capaces de cualquier cosa; a cambio de hacerse uno con el Señor. A cambio del cielo.

El que se meta a cristiano sacando cuentas y haciendo cálculos está pelando bola, compadre. En esto te metes de cabeza o no te metes en lo absoluto. Más o menos eso fue lo que me quedó de la experiencia de ayer.

Los dejo con algunas fotos (ayer me atreví a llevar mi cámara a La Alfarería – ¿otro acto irracional, quizás?) tomadas en este último domingo de misión.

Arriesgando por el Evangelio (o de la irracionalidad de ser cristiano)

De todo un poco: un par de experiencias de esta semana

Hoy es domingo de pascua y en lugar de estar escribiendo nada por acá debería estar con mis hermanos de comunidad anunciando a Cristo Resucitado en la Gran Misión de las plazas. Resulta que me quedé dormido. Tan sencillo como eso. Puse la alarma para que me despertara la las 7:30 am y cuando se activó, en lugar de darle a snooze la apagué por completo. Cuando volví a abrir los ojos ya eran casi las 10 de la mañana y pues nada; decidí que ya no era hora para salir a la carrera a la evangelización, sino que más bien rezaríamos laudes en familia, como todos los domingos; lo que en definitiva no es sino una forma de evangelizarnos los unos a los otros en el seno del hogar.

Buscando a Dios. Déjame ver si está por aqui...
Buscando a Dios. Déjame ver si está por aqui…

Por otra parte, hace unos 4  o 5 días conversaba yo con las niñas sobre nuestra nueva situación económica y sobre algunos sacrificios que vamos a tener que hacer aquí y allá para que rinda el fulano dinerillo. Decía yo:

Recordemos que Dios provee. Nunca nos va a faltar aquello que realmente necesitamos para subsistir. Dios no nos va a dar más de lo que necesitamos, pues podríamos olvidarnos de El; ni menos para que no caigamos en la indigencia o en la necesidad de robar para poder vivir.

La gran pregunta es: ¿me creeré yo mismo todo esto que le anuncio a mis hijos?

Ahí se las dejo, pues.

De todo un poco: un par de experiencias de esta semana

Good bye, Tumblr; Hello Instagram!

La verdad es que como que no tenía mucho sentido mantener dos blogs: este y el híbrido entre un blog y Twitter que para mi siempre ha sido Tumblr.

Como podrán ver tengo muy pocos seguidores, pero con la ayuda de ustedes eso pronto va a cambiar
Como podrán ver tengo muy pocos seguidores, pero con la ayuda de ustedes eso pronto va a cambiar

En todo caso; a partir de hoy el Tumblr de LIEC no recibirá más actualizaciones (no lo pienso eliminar; al menos no por ahora) y en su lugar les ofrezco para que sigan desde ya la cuenta en Instagram que servirá, junto con Twitter y Facebook, como compañía de este blog en las redes sociales.

Los dejo abajo con la que considero es una de las fotos más representativas de lo que ha sido la experiencia de Dios en medio de nuestra familia. Chaito por ahora y hasta la próxima.

Good bye, Tumblr; Hello Instagram!

Como corderos llevados al matadero

En la cruz está la salvación, en la cruz está la vida, en la cruz está la defensa contra los enemigos,… en la cruz está la fortaleza del alma, en la cruz está el gozo del espíritu, en la cruz está el compendio de toda virtud y en la cruz está la perfección de la santidad.

La Imitación de Cristo

Tal cual como lo ha dicho el Papa; la iglesia de hoy es una iglesia de mártires. Se puede comprobar en el último video que los terroristas del estado islámico han difundido por internet. Se puede ver como estos hombres no han ofrecido resistencia, no han tratado de escapar ni de luchar por sus vidas. Simplemente ponen su cuello. Se dejan matar. A ver, ¿a quién les recuerda esta actitud? ¿Quién antes que ellos ha pasado de ser el león vencedor y se ha hecho cordero sufriente?

No me queda duda que en estos cristianos etíopes decapitados por no convertirse al Islam podemos ver a Cristo crucificado. Puede escandalizar a más de uno, pero es así: sin cruz no hay salvación, no hay vida eterna ni hay gloria. Recemos para que estos santos mártires del siglo XXI estén desde ya en el Paraíso; intercediendo por nosotros.

Como corderos llevados al matadero

¡En misión alrededor del mundo!

Es tiempo de pascua lo que solo puede significar una cosa para los hermanos del Camino Neocatecumenal: es hora de salir a cuanta plaza tengamos cerca a anunciarle al mundo la estupenda noticia del kerigma:

De cuando nos tocó dar nuestro testimonio en la misión de hace dos años
De cuando nos tocó dar nuestro testimonio en la misión de hace dos años

Es hora de la Gran Misión Evangelizadora: desde el segundo domingo de pascua y hasta justo antes de Pentecostés nos verán a los catecúmenos (o a los kikos como nos llaman en algunos círculos) dando razón de nuestra esperanza en las plazas públicas de miles y miles de ciudades alrededor del mundo.

Este año nos toca ha nosotros ir a un sector bastante pobre y lleno de miseria, donde se nos ha advertido no llevar cámaras y celulares debido a la alta peligrosidad de la zona; razón por la cual no he podido poner aquí alguna foto o video de como nos ha ido hasta hora. En su lugar los voy a dejar a continuación con varias fotos de la cuenta en Instagram de JMJ Camino Neocat quienes han recopilada las danzas, cantos y reuniones que se están llevando a cabo con motivo de esta gran misión.

Que las disfruten.

#RepostNeoCat @sonporo Roma GIANICOLO , Domenica 19 Apr. 2015 Missione 100 piazze #LaGrandeMissione #Evangelizzazione #MissioAdGentes #100piazze #NeoCat

A photo posted by JMJ – Camino Neocatecumenal (@jmj_camino_neocatecumenal) on


#RepostNeoCat @qtpie_angie #Hialeah #florida #miami #Evangelism #TheGreatMission #MissioAdGentes #NeoCat

A photo posted by JMJ – Camino Neocatecumenal (@jmj_camino_neocatecumenal) on




#RepostNeoCat @isalugoz #GranMision2015 #NeoCat #SantaRita #México #LaGranMisión #MissioAdGentes

A photo posted by JMJ – Camino Neocatecumenal (@jmj_camino_neocatecumenal) on


#GranMisionMaturin #Venezuela #Evangelizacion #caminoneocatecumenal #LaGrandeMissione #LaGranMisión #MissioAdGentes #NeoCat

A photo posted by JMJ – Camino Neocatecumenal (@jmj_camino_neocatecumenal) on


#RepostNeoCat @veraa.bella ・・・ sundays🌻💛 #mission #neocat #lagransenal #plainfieldNJ #theGreatMission

A photo posted by JMJ – Camino Neocatecumenal (@jmj_camino_neocatecumenal) on




Para ver estas y un montón de fotos (y vídeos) más ya saben donde ir en Instagram. Me despido por ahora pidiéndoles que recen por la misión y por todas las comunidades que nacerán, Dios mediante, de este encargo que le ha hecho Dios al Camino Neocatecumenal. Shalom.

¡En misión alrededor del mundo!

Dios mio, Dios mio ¿Por que nos has abandonado? (O de la asfixiante situación venezolana)

Hoy pasó una cosa bastante curiosa en el trabajo. Un compañero recibía dinero de otro a cambio de dos desodorantes. En otro cubículo la escena se repetía; pero esta vez era una bolsa de leche en polvo a cambio de 3 barras de jabón.

Así vivimos en Venezuela. Mientras que en otras latitudes la gente va al supermercado a comprar los productos básicos y esenciales, en Venezuela hemos retornado al trueque o a la reventa si queremos lavarnos la cabeza al bañarnos o si queremos limpiarnos el ya-tu-sabes-que después de usar el excusado. Claro; siempre nos queda la opción de hacer una cola de 3 o 4 horas para ver si tenemos suerte y lo podemos comprar en nuestro supermercado preferido antes de que se agote.

¿Como vinimos a parar en esto? Un país petrolero con ingresos exorbitantes que pocos países en la historia de la humanidad han visto en un lapso como fue la primera década de este siglo, y donde ahora hay que tener suerte si quieres comprar desde un bombillo (a la hora de escribir esto literalmente no existe una ferretería en todo Barquisimeto con bombillos en stock) hasta un repuesto para tu carro; pasando por pañales (bien sea para niños o adultos), carne, leche, aceite (comestible o para el carro), harina, papel tualé, hojillas de afeitar, toallas sanitarias, etc, etc, etc.

Por otra parte tenemos la situación de la inseguridad, donde a mí, por ejemplo, me robaron a punta de pistola 5 veces desde marzo de 2013 hasta octubre de 2014. Ahora que lo pienso, el trauma y la depresión que estos eventos crearon en mi bien pudieron haber sido parte de la razón del abandono en que tenía a este blog.

Y por último, el tema del bendito dólar. Es tan sencillo como que en Venezuela ni al gobierno ni a nadie le quedan dólares con que importar, viajar o cancelar deudas. Por lo que no solo se va a agravar el ya horrible escenario de desabastecimiento, sino que si por casualidad tomaste la decisión de hacer tus maletas e irte pa’l c**o prepárate para deshacerlas porque como decimos en Venezuela: no te vistas, que no vas. No hay pasajes, ni mucho menos dólares con que subsistir fuera de las fronteras de esta tierra de gracia.

Vivir en Venezuela con la sensación de que estás preso en este país, créanme, no es una sensación fácil de asimilar. Ante todo este escenario, y ante este panorama negro, espeso, pesado e imposible de llevar a cuestas, la verdad es que cuesta hasta respirar. El llanto lo lleva uno en la garganta todo el día, a punto de estallar; así le respondas a tus amigos “todo bien, vale” cuando te los encuentras en la calle y te preguntan como estás. ¿Entienden ahora porque uno aquí no puede sino decir, como Cristo en la cruz, Dios mio, Dios mio; ¿por que nos has abandonado?

End of rant.

Dios mio, Dios mio ¿Por que nos has abandonado? (O de la asfixiante situación venezolana)