Catequesis de Primera Comunión

Hace solo unos meses Santiago estaba haciendo su Primera Comunión y sin darnos cuenta ya tenemos a Maria Claudia preparándose para hacer la suya.

image

Movida por el Espíritu Santo

Al percatarse de que si hacia su Primera Comunión en el colegio al igual que sus hermanos mayores tendría que esperar alrededor de 3 años, Macalla (así le decimos en casa) nos pidió que la lleváramos a las catequesis de preparación para la Primera Comunión que tienen lugar en nuestra parroquia. Esto a mi la verdad es que me ha maravillado: nuestra hija de 9 años de edad ha preferido hacer la Primera Comunión antes con unos niños desconocidos que después con sus compañeros del colegio. Ha puesto primero la necesidad de recibir a Jesucristo sacramentado que a sus amiguitos. Sin duda alguna el Espíritu Santo actúa con fuerza en esta chiquilla.

A nosotros, por otra parte, nos toca salir un poco de nuestras comodidades y estar dispuestos a llevar a Macalla a todas sus catequesis, así como a las convivencias y misas dominicales (adicional a la eucaristía del sábado por la noche). Sé que habrá momentos en que será un poco forzado, pero no podemos hacer menos al ver el entusiasmo con que esta niña se ha tomado todo esto. ¡Que Dios te bendiga María Claudia, y haga de ti una santa!

About these ads

¿Dios también quiere a los malos?

Era necesario que publicara aquí mi eco de la eucaristía de anoche. Y comienza con esta inocente pregunta que me hiciera una de las niñas (me parece que fue Isabel) hace un par de días:

Papi, ¿Dios también quiere a la gente mala?

¡Estas niñas salen con cada pregunta!

Mi respuesta no titubeó: “Claro que Dios quiere a los malos. Dios es amor y no puede negarse a si mismo; por lo tanto Dios nos quiere a todos; malos y buenos”.

“Y además yo creo que la gente mala no es tan mala. Son solo un poquito malos” – añadió Isabel.

A esto le tuve que responder con más sinceridad de la que hubiese querido: “La verdad es que hay gente muy pero muy mala, Isabel” – añadiéndole: “Pero es por esa gente por la que más debemos rezar. Si rezamos por ellos quizás se conviertan y podamos alcanzar lo que Dios quiere para nosotros: que nos amemos los unos a los otros como El nos ha amado. Eso sería lo máximo; algo así como comenzar a vivir en el cielo desde aquí ya mismo”.

Ahora recuerdo esa conversación y me digo a mi mismo: Solo te queda creerte todo eso, Rolando.

El nuevo secretario de estado del Vaticano.

¿Recuerdan que hace poco más de un año, como parte de la segunda parte del Padre Nuestro, hicimos este viaje a Caracas y Guanare? ¿Recuerdan que en Caracas, específicamente en la Nunciatura, tuvimos una eucaristía presidida por el Nuncio Apostólico, monseñor Pietro Parolin? Pues resulta que el mismo acaba de ser nombrado Secretario de Estado del Vaticano por Su Santidad el Papa Francisco. Desde aquí nuestras felicitaciones y deseos de que el Señor lo guíe, inspire y acompañe en esta nueva misión que le ha sido encomendada.

Volvemos a publicar estas fotos de nuestra visita a la Nunciatura, entre las que cabe destacar la de nuestra comunidad alrededor del nuevo secretario de estado del Vaticano. Nada mas y nada menos.

La esencia de las niñas capturada en una foto

Feliz día de San Agustín tengan todos. No quiero quitarles mucho tiempo así que de inmediato los dejo con esta foto que en mi opinión captura toda la esencia y el espíritu de nuestras dos hijas. María Claudia, toda tierna y dulce. Isabel, lista para enfrentarse al mundo. A ver si los lectores de este blog que no nos conozcan personalmente adivinan cual es cual.

De ñapa les dejo esta otra foto tomada un poco antes donde me parece que también aparece bien reflejada la personalidad de cada una.

Hasta luego y que Dios los bendiga.

¡Día histórico! ¡Los niños montan bicicleta!

A ver, ¿quien recuerda a que edad aprendió a montar bicicleta? O en todo caso, ¿a que edad aprendieron sus hijos a usar este medio de transporte?

Por mi parte debo reconocer que quizá esperé demasiado antes de preocuparme porque los niños se sintieran a gusto con una bicicleta. Lo irónico es que María Claudia, siendo niña y menor que los dos varones aprendió por si sola ya hace un par de años.  El hecho es que hace dos noches Paty me comentaba que los niños (Samuel y Santiago) se sentían un poco acomplejados porque casi todos sus amigos ya sabían montar bicicleta y ellos no. Tanto así que decidieron ellos mismos encargarse del asunto y con una bicicleta prestada de un vecino se propusieron emplear la mañana de hoy para salir de este escollo. Antes de salir para el trabajo recuerdo que les comenté: “Seguro que cuando regrese ya saben montar bicicleta”. Y efectivamente, al regresar al mediodía me encontré con esto:

santy en la bici

Y también con esto:

Ahora lo que tengo que resolver es donde vamos a meter tantas bicicletas en la casa, pues como era de suponer; cada uno quiere su propia bici como regalo de cumpleaños. Ya veremos. Dios proveerá.

Fin de semana en la playa

El domingo pasado les quedé mal al no colocar la tan prometida entrada dominical, pero el hecho es que estábamos en la playa y con la mala conexión de internet móvil que hay allá, ni siquiera desde el teléfono les pude cumplir.

Total que fue un fin de semana distinto, en el que los niños pudieron bañarse en el mar y la piscina así como disfrutar del sol y el aire libre.

Sin embargo, hubo un detalle no tan relajante. Al caer la noche y cuando nos disponíamos a preparar unas hamburguesas a la parrilla, unos 6 o 7 hombres armados entraron al área de la piscina a robar a todos los que nos encontrábamos allí a esa hora. Era tanta la gente que había, y tal el alboroto que se armó entre padres y madres corriendo tras sus hijos así como niños y niñas llorando de terror, que a los ladrones no les quedó otra que huir cuanto antes del lugar. Gracias a Dios no hubo heridos ni nada que lamentar aparte del susto pero el hecho es que creo que va a pasar mucho tiempo antes de que se nos ocurra regresar a la playa. Es una pena, porque aparte de este percance la verdad es que la pasamos muy bien, como lo atestiguan las  fotos a continuación.

Convivencia (y el testimonio de un adulto en la fe)

Reconozco que se me ha hecho un poco tarde la hora de publicar esta entrada dominical, pero más vale tarde que nunca y como oficialmente todavía es domingo, aquí va esto.

Hoy la comunidad tuvo su convivencia mensual y sin entrar mucho en detalle por razones obvias, les cuento que tuvimos el testimonio de un hermano al que le acaban de diagnosticar cáncer. Por su forma de hablar del tema y por lo que conozco de él luego de varios años haciendo juntos el Camino, puedo decirles con seguridad que hoy he visto a un cristiano adulto; a un hombre de fe. Ojalá el Señor me regale poder dar las señales de vida eterna que este hermano está dando cuando llegue el momento de la prueba. Porque este ha de llegar, no me quepa la menor duda.

Los dejo con esta foto de nuestro responsable mientras le impartía la bendición a los niños de la comunidad.